Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando,consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerrar

12 de agosto de 2017

12 de agosto de 2017

 

En fecha 20 de julio de 2017 las autoridades Belgas comunicaron, a través del RASFF, la detección de contenido elevado de fipronil en huevos provenientes de Holanda.

Comunicado RASFF de las autoridades Belgas

 

Por su parte la Autoridad de Seguridad Alimentaria Holandesa (NVWA) ha informado de la retirada de los huevos afectados. Los huevos, provenientes de un mismo productor, han sido identificados y retirados de la comercialización.

Listado publicado por la NVWA con los códigos de los huevos afectados, para quienes los hayan adquirido los retiren (2-EN-4015502).

El sistema de identificación y trazabilidad de los huevos ha permitido localizar las explotaciones de origen y su distribución y por tanto proceder a retirarlos de la comercialización y avisar a la población.

 

¿Cuáles son los países afectados?

La distribución de estos huevos ha sido en Holanda, Austria, Bélgica, Suiza, Alemania, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Irlanda Italia, Polonia, Rumania, Suecia, Republica Checa, Luxemburgo, Eslovenia y Eslovaquia y a Hong Kong.

Según informan las autoridades sanitarias, España sigue sin estar afectada por la distribución de huevos afectados por Friponil.

El pasado 11 de Agosto,  se comunicó a través del RASFF la distribución  con esta misma fecha desde Francia de una partida de huevo líquido pasterizado destinada a un establecimiento ubicado en el País Vasco en la que se habían usado huevos contaminados con Fipronil. Avisadas las Autoridades competentes de esa Comunidad Autónoma, a través del Sistema de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), los servicios de inspección actuaron de forma inmediata, procediendo a inmovilizar en destino dicha partida antes de que hubiese entrado en ningún proceso de fabricación de algún producto alimentario.

Asimismo, de la misma manera, con fecha 17 de agosto, se ha comunicado la distribución el pasado día 21 de julio desde los Países Bajos, de una partida de 50 kg.  de huevo en polvo, destinada a un establecimiento de Cataluña. Esta información ha sido trasladada inmediatamente a través del Sistema  Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI)  a las  Autoridades competentes  de dicha Comunidad Autónoma,  cuyos servicios de control oficial han procedido a la localización de la totalidad de la partida, verificando que no se había utilizado y por lo tanto no había entrado en la cadena alimentaria.

Por lo tanto, por el momento el sistema de control existente permite la localización y retirada inmediata de los productos implicados.

 

¿Pero qué es el Fipronil?

El fipronil es un insecticida de uso en veterinaria frente a pulgas, ácaros y garrapadas. Está considerado por la OMS como “moderadamente tóxico para los seres humanos” y de uso prohibido en animales destinados a consumo en la Unión Europea, incluyendo las gallinas ponedoras.

En este caso de contaminación de huevos, ha sido utilizado  para tratar la presencia de un ácaro  denominado Dermanyssuss gallinae  en gallinas de puesta.

El fipronil no es un carcinógeno, pero en grandes cantidades puede causar daño en los riñones, hígado y tiroides. Se conocen pocos casos descritos de envenenamiento por esta sustancia en seres humanos. La exposición a la sustancia puede causar náuseas, vómitos, dolor abdominal, mareo y convulsiones. Por lo general, estos síntomas desaparecen. El daño por la exposición prolongada al fipronil supone un riesgo superior para la salud, sobre todo para las mujeres embarazadas y los neonatos,  tienen un mayor riesgo en comparación con la población general.

Para los huevos, el límite máximo de residuos de plaguicidas (LMR) para fipronil es de 0,005 mg/kg

 

¿Qué normativa aplica?

 

¿Cómo le podemos ayudar en SIGGO?

Realizamos análisis de residuos y multirresiduos de plaguicidas en alimentos (LMR), incluyendo análisis de Fipronil.

Podemos ayudarles dandoles asistencia ante situaciones de crisis y alertas sanitarias.

Desarrollamos sistemas de autocontrol APPCC, teniendo en cuenta todos los peligros inherentes a su actividad.

 

Dejar comentario
Compartir

COMENTARIOS

Los comentarios de esta noticia son moderados antes de publicarse.
Su comentario se ha enviado correctamente y está pendiente de moderación.
Ha ocurrido un error al enviar su formulario, compruebe que el correo es válido y todos los cambos se han rellenado.
El comentario se ha publicado correctamente.
Debes esperar segundos antes de poder publir un nuevo comentario.