Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando,consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerrar

8 de junio de 2017

8 de junio de 2017

 

Como muestran los informes de la EFSA y el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), en base a los resultados de las actividades de vigilancia de las zoonosis (enfermedades transmitidas de forma natural de los animales vertebrados al hombre), llevadas a cabo en 2015 en 32 países europeos (28 Estados miembros y cuatro Estados no miembros), la campilobacteriosis es la zoonosis más comúnmente reportada.

En vista de esta tendencia, la Unión Europea está preparando un proyecto de reglamento que vendrá a modificar la normativa actual para el control del Campylobacter.

Dicho reglamento establecerá un criterio de higiene del proceso para Campylobacter en canales de pollos de engorde, para controlar la posible contaminación con esta bacteria durante la fase de sacrificio.

Dicho proyecto de reglamento europeo, establece también un valor de contaminación por encima del cual se requieren acciones correctivas para mantener la higiene, de acuerdo con la legislación alimentaria (20% de carcasas de pollo con un nivel de Campylobacter ≥ 1000 ufc/g, para el 2025).

La Comisión Europea considera que este criterio debería implantarse de forma paulatina y más estricta en el tiempo.

 

Entre las pautas que considera el proyecto normativo destacan:

  • Las muestras deben mantenerse y transportarse al laboratorio entre 1ºC y 8ºC, y el tiempo entre la toma de muestras y el análisis para Campylobacter, no debe superar las 48 horas, para garantizar la integridad de la muestra.
  • Los distintos operadores (mataderos o establecimientos que producen carne picada, preparados de carne, carne separada mecánicamente o carne fresca de aves) deberán tomar muestras para análisis microbiológico de Campylobacter al menos una vez a la semana, y el día de muestreo se irá cambiando aleatoriamente. Se propone que en caso de que durante un año seguido no haya positivos, la frecuencia podría reducirse a una vez cada dos semanas.
  • El plan de muestreo para Campylobacter debería seguir el mismo enfoque que el que se está llevando a cabo el que se realiza para Salmonella, pudiendo analizarse las mismas muestras para Campylobacter y para Salmonella.
  • La técnica propuesta en este borrador, para la realización de análisis es la marcada por la  norma internacional ISO 10272-2 que establece el método horizontal para el recuento de Campylobacter en alimentos y piensos.

 

Este borrador ya se está compartiendo con diversas organizaciones de consumidores y productores para que den su opinión al respecto.

En poco tiempo se prevé que la Comisión termine de redactar esta nueva normativa, y se espera que tenga en cuenta todas las aportaciones para redactar el reglamento final.

 

Pudes consultar aquí algunas de las medidas que  que se pueden emprender para reducir la presencia de Campylobacter spp. en carne fresca de aves (pollo), publicado por AECOSAN.

 

En SIGGO realizamos análisis de Campylobacter según ISO 10272-2 y através de técnicas PCR.

Además le ayudamos en la gestión de este peligro en su sistema de autocontrol APPCC, su sistema de calidad o  sistemas de seguridad alimentaria IFS o BRC.

Dejar comentario
Compartir

COMENTARIOS

Los comentarios de esta noticia son moderados antes de publicarse.
Su comentario se ha enviado correctamente y está pendiente de moderación.
Ha ocurrido un error al enviar su formulario, compruebe que el correo es válido y todos los cambos se han rellenado.
El comentario se ha publicado correctamente.
Debes esperar segundos antes de poder publir un nuevo comentario.